jueves, 2 de febrero de 2012

Carpintero Habado en Upata: Hermosa ave del neotrópico guayanés

En Upata existen varias especies de carpinteros, aves paseriformes pertenecientes a la gran familia de las Picidae o Pícidas. Una de las más abundantes, por su presencia perenne tanto en zonas boscosas, sabanas, así como en la propia ciudad es el Carpintero Habado, conocido científicamente como Melanerpes rubricapilus.  
Característica fundamental de esta especie sus vivos colores, en su frente, nuca, sus alas que alternan rayas blancas con negras y su pecho entre beige y marrón claro, el pico negro y los ojos negros. Una hermosa ave que delata su presencia gracias a su martilleo incesante de troncos y ramas, y a su particular canto, que no es trino sino una nota continua pero entrecortada, que imita suavente su práctica de perforar troncos, y que genera una especie de eco misterioro pero grato al oído. 
Gracias a la conformación de sus garras  el carpintero tiene la habilidad de trepar los troncos de los árboles y desde esta posición realiza su labor diaria de búsqueda de alimentos y perforación de las cortezas para instalar allí sus nidos y resguardar sus alimentos. 
El Carpintero habado Melanerpes rubricapilus, cuya secuencia fotográfica insertamos, se encontraba en un árbol de Neen en la urbanización Manuel Piar de Upata, mantenía un comportamiento despreocupado, es decir no mostró temor cuando nos acercamos a tomarle la foto, conducta extraña, porque no suele soportar la presencia humana a tan escasa distancia. 


Lamentablemente pudimos comprobar que tal reacción obedecía a que el ejemplar había sido herido en su zona abdominal, a tal punto que el sangramiento comenzó a debilitarlo y no tenía la capacidad de volar o reaccionar ante la presencia de posibles depredadores. Al parecer la herida fue consecuencia de una travesura infantil, con una gomera o "china", conducta inapropiada que hemos tratado de reorientar en nuestras diarias charlas con los muchachos que confunden esta práctica de matar pajaritos con una especie de deporte o diversión. Descartamos como responsable de la herida a un posible depredador, ya que en las condiciones en que se encontraba hubiese sido presa fácil de su presunto atacante.

1 comentario:

oscar dijo...

te invito que veas mi blog de pesca:
pescaentumano.blogspot.com