jueves, 29 de junio de 2017

El escaso pero llamativo Clavellino nos regala una de las flores más espectaculares del valle del Yocoima

Hermosos clavellinos en floración, el falso Flamboyán tiene una de las flores más atractivas de nuestro trópico guayanés.

Por su vistosa flor de tonalidades amarillas a naranjas el clavellino constituye una de las leguminosas más atractivas del trópico, que bien merece ser incorporado con más fuerza a los programas de ornato urbano. En Upata existen pocos ejemplares de esta planta perteneciente a la familia botánica Caesalpinaceae, y al género Caesalpinia, y cuyo nombre científico es Caesalpinia pulcherrima. De los pocos clavellinos recordamos el ya talado en una de las entradas al Cementerio Viejo de Upata, los que aún sobreviven en el sector San Lorenzo, en el valle interior del cerro El Toro, y en zonas como Manuel Carlos Piar.
 El clavellino alcanza los 5 metros de altura cuando mucho, así que más que un árbol es un arbusto, y por lo general no supera los 10 cm de diámetro en su tronco, que es delgado, liso posee espinas y tiene una corteza muy fina y suave de color marrón; su copa es abundante, sus ramas crecen de manera horizontal a oblicua y son muy resistentes; sus sistemas de raíces es muy superficial, es común observarlo en forma arbustiva. Las hojas son compuestas, bipinnadas, tienen forma redonda en su extremo libre, por su revés son de color verde claro, tienen espinas, poseen entre 3 y 9 pares de pinnas y cada una posee 12 pares de foliolos opuestos entre si; presentan estípulas libres transformadas en espinas.
Las flores del clavellino son grandes,muy vistosas y de color rojo, anaranjado y amarillo, son diapétalas y están dispuestas en inflorecencias terminales en forma de racimos largos. Los frutos miden 12 cm de largo por 1 o 2 cm de ancho, son vainas largas, un poco anchas y con suturas laterales por donde eclosionan, son dehiscentes y cada uno contiene entre 8 y 10 semillas, que miden 10 mm de ancho por 7 mm largo y 3mm de alto, son de color café y parecen trapecios aplanados.
Se encuentra en el trópico americano sobre todo hasta los 1.600 m.s.n.m. Su óptimo desarrollo lo alcanza con precipitaciones entre 1.200 y 2.000 mm anuales y temperaturas media anual de 22 a 28ºC, como las que se registran en Upata. La especie prefiere suelos fértiles y bien drenados, pero se adapta bien a suelos arenosos..
En secuencia gráfica insertamos el colorido espectacular de un Clavellino o Falso Flamboyán plantado en la entrada del Cementerio Viejo de Upata, que por algunos años nos regaló su excepcional floración, antes de ser talado en uno de esos operativos de desmalezamiento o mantenimiento de áreas verdes que se ejecutan sin la adecuada supervisión o cuidado de personas preparadas para valorar nuestro patrimonio vegetal . Por su belleza, adaptabilidad y rápido crecimiento esta planta del trópico americano, nativa en las tierras cálidas de nuestro país,  debería ser más sembrada en nuestros parques, plazas, jardines y áreas verdes en general. 
Upata se lo merece. Para que podamos contar con mayores atractivos vegetales, con la variedad que nos merecemos de especies nativas, generadoras de biodiversidad, verdor, oxígeno y el atractivo de su flores. 

1 comentario:

Alí Reyes dijo...

De verdad que su color y la familia a la que pertenece lo hace parecer un flamboyán