sábado, 9 de octubre de 2010

El Pao Parroquia Andrés Eloy Blanco imágenes de una comunidad que se negó a morir

A unos 42 kilómetros de Upata está ubicada la población de El Pao, antiguo campamento minero fundado por la compañía Iron Mining Company. 
Por más de 50 años esta localidad asentada a las faldas del famoso Cerro Florero, fue un centro de operaciones para la extracción del mineral de hierro de más alto tenor de Guayana. 
Alrededor de 100 millones de toneladas métricas de mineral fueron extraidos de este yacimiento en El Pao, el primer en explotación del estado Bolívar, y embarcados por ferrocarril hasta el Puerto de Palúa en San Félix.
Durante este tiempo la población de El Pao dependió del trabajo directo en la mina, las familias en casi su totalidad residían en las viviendas de obreros y empleados de mayor nivel que fueron construidas por la transnacional minera de capital estadounidense.
Una vez nacionalizado la explotación del hierro por el presidente Carlos Andrés Pérez  en 1974 la mina siguio por dos décadas en explotación hasta que a mediados de la década del 90 fue definitivamente cerrada por el agotamiento del yacimiento. 
En ese tiempo la empresa del hierro Ferrominera del Orinoco filial de la Corporación Venezolana de Guayana, no ejecutó un programa de desarrollo de alternativas socio productivas para las familias asentadas en El Pao, las cuales quedaron en su mayoría expuestas a una situación difícil, debido al cierre del principal centro de trabajo de este campamento. 
Muchos de los obreros técnicos fueron transferidos a otras áreas de explotación del hierro en Ciudad Piar, otros los movilizaron a Palúa y al centro de procesamiento en Puerto Ordaz, mientras que los de mayor edad fueron jubilados o cesanteados. 
La población de El Pao, como consecuencia del cierre de su histórica y productiva mina, quedó en condición de orfandad, sin una base de sustento sólida, lo que provocó el deterioro progresivo de esta localidad en lo que relacionado a la calidad de sus servicios públicos, infraestructura, movimiento económico, al no contar con la dinámica de producción y el mantenimiento que la empresa Ferrominera le proporcionaba a este campamento minero, de repente transformado en una pequeña población dormitorio. 
A pesar de estas dificultades El Pao, cabecera de parroquia en el municipio Piar, se levanta de su parálisis, sus pobladores se movilizan hacia Ciudad Guayana para el trabajo en esa gran urbe hermana, mientras que otro grupo más vinculado a las labores del agro y la cría mantienen una estrecha vinculación con la ciudad de Upata, capital de municipio, donde además está el centro de administración política del gobierno parroquial.
Como alternativa para que este asentamiento humano de El Pao tenga vida propia y pueda resurgir como un centro económico de pequeñas actividades de artesanía, metalmecánica, de formación educativa laboral, universitaria, cultural, turístico, agrícola y pecuaria, la CVG creó hace una década una Dirección de Desarrollo y un plan de reactivación productiva para la parroquia Andrés Eloy Blanco en su conjunto.
La finalidad de esta institución oficial es la planificación y ejecución de proyectos socioproductivos, sobre la base de las potencialidades agrícolas, turísticas, de El Pao, la adecuación y mejoras de los servicios básicos agua y electriciada, el rescate del Ambulatorio y la conexión con dispensarios rurales y Barrio Adentro,  la mejora de la vialidad, la rehabilitación de escuelas, entre otras acciones básicas. 
El programa, que tiene un alto componente de inserción y reconversión de los trabajadores activos, mediante la capacitación y organización socio productiva,  incluye como reto  articular redes productivas, de servicios e intercambio entre El Pao y los asentamientos campesinos que se reparten en varios ejes cercanos, el que enlaza con la parroquia Pozo Verde y Chirica de Ciudad Guayana municipio Caroní, el eje de la zona de El Retumbo El Trical en el municipio Piar y el eje Los Jabillos El Corozo Las Adjuntas Guayabal Sabaneta Upata.
La población de El Pao cuenta hoy con unos 5 mil habitantes entre los que residen en el antiguo campamento y sus comunidades rurales más inmediatas. Esta localidad se localiza al Norte de Upata, en una zona de falla geológica perteneciente a la Formación Imataca, región geológica donde se localizan los principales yacimientos de hierro y otros metales. 
La pequeña ciudad muy bien organizada por su condición de pueblo minero planificado está a unos 400 metros sobre el nivel del mar. Su clima es tropical y húmedo. Está rodeada de bosques siempre verdes y vegetación secundaria originada por la intensa explotación agrícola y mineral de sus valles y lomas circundantes. La temperatura media de El Pao es de 24 grados centígrados, y su precipitación es de 1300 mm anual.

LA WIKIPEDIA RESUME LA IMPORTANCIA Y EVOLUCION HISTÓRICA DE EL PAO EN LOS SIGUIENTES TÉRMINOS

El Pao (municipio Piar)


El Pao, localidad, (Parroquia Andrés Eloy Blanco, municipio Piar, Estado Bolívar, Venezuela) es capital de una de las tres parroquias (la ya nombrada), que conforman al municipio Piar. Se encuentra a una altitud de 485 msnm, lo cual hace de El Pao uno de los pueblos piarenses con mayor elevación.

Historia

Su fundación data de 1925, cuando colonos buscadores de plata y oro se adentran en una serranía montañosa al suroeste de Upata. Arturo Vera González fue quien halló las primeras evidencias de hierro en estos predios. Más tarde, el comerciante ferretero de Ciudad Bolívar, Eduardo Boccardo, adquirió estos terrenos actuando en el marco de la ley de minas vigente para esa época y obteniendo los derechos de explotación de los mismo.
La corporación Betlehem Steel realiza exploraciones en los predios del cerro El Florero, determinando cuantiosos depósitos de hierro en esta zona, Eduardo Boccardo le traspasó los derechos mineros a la Betlehem Steel, la cual empezó a desarrollar el proyecto para la explotación, creando la empresa subsidiaria Iron Mines Of Venezuela. En 1940, comenzó a desarrollar el proyecto de construcción de la carretera y la vía férrea hasta el puerto de Palua, en la rivera derecha del río Orinoco, pero éstos se vieron retrasados por los acontecimientos de la segunda guerra mundial a mediados de 1944, comenzando la explotación en 1950.
El campamento El Pao, como era conocido, estaba dividido en tres grupos urbanos, "Ranking High" donde vivía la mayoría de los maestros y enfermeras, también la iglesia católica se encontraba allí, "San José Obrero" donde vivía el personal laboral, estaba la escuela primaria, comisariato, hospital, iglesia evangélica, policía, guardia nacional, hotel y el club social obrero y "El Florero" donde vivía el personal administrativo, médicos e ingenieros, en su mayoría norteamericanos por los años 50, 60 y 70 estos tenían una escuela primaria estadounidense y el club social (con piscina, cancha de tenis y bowling).
El Pao, un lugar mágico en permanente contacto con la naturaleza y donde cada día a las 3 de la tarde nos sacudían los explosivos que estallaban buscando hierro y el tren con su paso lento y pesado eran el sonido del progreso, trabajo e ilusión. En 1974 el manejo de la mina pasó a manos del estado venezolano, y en 1975 se incorporó a los trabajos de explotación la empresa Ferro-minera Orinoco, perteneciente a la Corporación Venezolana de Guayana. Así se fue erigiendo un modesto, pero confortable urbanismo, en donde los primeros habitantes, aparte de los campesinos oriundos de la región, fueron los empleados inmigrantes que se encargaban de llevar adelante los trabajos de la mina, una de las más significativas de toda Venezuela, de la cual se extrajo, hasta 1996, al menos 111 millones de toneladas de mineral.

Clima

El Pao posee un clima tropical de selva muy fresca cada año con períodos de lluvia desde los meses de abril hasta noviembre. Las temperaturas mínimas llegan hasta los 19º C y máximas de 31º C, con un promedio de 24º C.

No hay comentarios: