jueves, 29 de octubre de 2015

Los Erythrina o bucares en Upata

Bucare Blanco Erythrina Variegata en la plaza de Manuel Carlos Piar al Este de Upata
Poema a los Bucares
Caen las hojas

En la levedad de una mañana

Que se antoja  inquieta de vientos

Caen las palabras que deshojan

El misterio de unos ojos que ya no miran.

                  Por eso en Upata 

                               Ya no florecen los bucares.


Árbol de sombra es una palabra extraña

Que no significa nada

Para quien no atrapa el canto

De un árbol

                  Por eso en Upata 

                           Ya no florecen los bucares.


La ausencia no precisa de distancias

Siempre estuviste ahí

Prodigando tu sombra

Engalanando el espacio

Y sin embargo, la ingratitud

Signó tus horas de presencia.

                    Por eso en Upata 

                            Ya no florecen los bucares.


Del naranja oscuro

Al rojo de tus flores

Se viste de luto la mirada

Y se dispersa  tu presencia

En leves trazas de la ausencia.

                    Por eso en Upata 

                          Ya no florecen los bucares.

Daniel Ruiz Correa

Por las condiciones climáticas del valle del Yocoima y sus cercanos cerros y colinas, y porque no hubo tampoco tradición de siembra de árboles de sombra para las plantas de valor económico como cafetos y cacaos,  los bucares autóctonos plantados en Upata no son prolíficos o abundantes. Es difícil por lo tanto contemplarlos en sus parques, jardines, áreas verdes urbanas o bosques, y también son escasos en las zonas rurales, donde solo se consiguen ejemplares aislados, a diferencia de otras regiones del país, la cordillera de la Costa, los Andes y las zonas bajas del Delta y Monagas donde el bucare nativo el Erythrina Poeppegiana Bucare Ceibo y el Erythrina Fusca Bucare Anauco o de Agua, son representativos de sus ecosistemas naturales o plantaciones.Y aunque el poeta Daniel Ruiz nos evoca que el bucare ya no florece, insertamos por fin una imagen no tan cercana, del año 2012, del Erythrina variegata, con una de sus inusuales y escasas floraciones, el de la gráfica tuvo un inusitado despliegue de colorido de un rojo intenso, que pudimos disfrutar por escasos días en la plazoleta de la urbanización Manuel Carlos Piar.

 En Upata solo llegamos a visualizar bucares autóctonos en algunas barriadas como El Corozo, en San José, El Guamito, en Mundo Nuevo al Norte, estos ejemplares en su mayoría han sido talados, por lo que resulta difícil para los jóvenes reconocer este hermoso árbol de nuestro trópico, característico por su floración en tonos intensos que van del naranja oscuro al rojo.
Solo tenemos una pequeña muestra de esta especie en el plaza parque de la urbanización Manuel Carlos Piar, sembrados allí recientemente por el profesor de la Uneg Eliécer Ramírez, tres ejemplares muy jóvenes, de dos a tres años de edad, que todavía no han alcanzado la madurez, y que todavía no nos han regalado el espectáculo de su floración.
 En los bosques subhúmedos, deciduos que rodean el valle de Upata no hay en estado natural bucares, ya que estos sistemas ecológicos no le son propicios a la especie, a pesar de que hacia el noreste, en las tierras bajas de contacto de Imataca con el Delta Orinoco sí abunda la especie Erythrina Fusca.  Ante esta realidad tenemos sin embargo que acotar que el género Erythrina está fundamentalmente representado en Upata por el Bucare Blanco Erytrhina Variegata, un árbusto exótico muy plantado en jardines, y áreas públicas.
El bucare en todas sus variedades pertenece a la familia de las Fabaceae (Leguminosae). El variegata es conocido además como Pomón haitiano, tiene su origen al Este de Asia e islas del Pacífico.
 Es descrito como un Arbolito caducifolio de 8-10 m de altura, con la corteza verdosa con escasas espinas negruzcas. Folíolos ovados a romboidal-ovados, de 25 cm de longitud, agudos, acuminados o cuspidados en el ápice, cuneados en la base, el terminal de mayor tamaño. Inflorescencia de 30 cm de longitud con pedicelo pubescente. Corola de color rojo-anaranjada, con el estandarte de 7 cm de longitud y 3 cm de anchura. Legumbre de 25 cm de longitud, con semillas rojo-castaño o purpúreas-negruzcas, de 1,5 cm de longitud. Se multiplica por semillas. Especie muy espectacular en floración, que requiere clima cálido, humedad y exposición soleada o media sombra. Las hojas, frutos, flores y corteza tienen aplicaciones medicinales locales.


Bucare Blanco, por cierto no tiene ni hojas ni flores blancas, el Erythrina Variegata originario del Asia y el Pacífico, ha sido muy plantado como arbusto de jardín en Upata.
 A pesar de su condición de árbol exótico el Erythrina variegata es el bucare más representativo, común y reconocido de los bucares de Upata, muy sembrado en toda la geografía del valle y en el municipio, donde crece como arbusto de jardín, no obstante no es muy común observar en toda su majestuosidad y colorido su floración, ya que por alguna extraña circunstancia no suele florecer anualmente. Lo más característico de esta especie para reconocerlo es su característica hoja redondeada y ovalada, de un amarillo suave que se adorna con una especie de dibujo de espina verdosa en la parte externa.
Hoja y rama de un bucare  autóctono en la plazoleta de Manuel Piar
 No obstante su notable ausencia en nuestros ecosistemas upatenses y áreas verdes urbanas, la población de Guasipati distante 100 kilómetros de Upata, sí tiene el privilegio de contar con un corredor verde arbolado que actúa como bosque protector de la quebrada Denguesito conocido precisamente como Los Bucares, debido a que posee no menos de 100 enormes árboles de bucare nativos, hijos, nietos o nietos de los Erythrina que fueron plantados allí por los capuchinos catalanes. En esta ciudad hermana a pesar de la distancia el bucare, ceibo o anauco, sí forma parte esencial de su paisaje, de su flora, y constituye como especie uno de los árboles más representativos patrimoniales o emblemáticos de la capital de Roscio, no uno en particular sino el conjunto de bucares en bosque de galería. que se pueden visualizar desde las cercanías de la estación de servicio ubicada al Norte de la ciudad y que se extiende en dirección al Oeste en un sinuoso espectáculo frondoso y de gran belleza escénica.