sábado, 12 de marzo de 2016

Palma Carata Patrimonio Vegetal de la Upata Vieja

Al Norte de  Upata la carata "Sabal Trithrinax mauriteaeformis"  es una especie poco frecuente en sus bosques hùmedos y tropófilos, no obstante todavía un sector de esta zona rural localizado a 4 kilómetros del centro de la ciudad  es conocido como La Carata.
La Palma Carata, es otra especie que tuvo amplia utilidad en la Upata de los tiempos idos, ya que las viejas casas de la gente pobre, y depósitos de los fundos, conucos, hatos, además de sus paredes de bahareque, tenían un techo precisamente estructurado con las anchas hojas de esta planta, en otros tiempos muy abundante en los bosques húmedos y subhúmedos que rodeaban el valle, hacia el Norte y el Oeste. Precisamente por ser una especie cuyo hábitat es la selva tropical, está ausente en la zona urbana de Upata.
Por su otrora relativa abundancia de Carata, un conocido sector rural de la ciudad, de clima fresco, húmedo y boscoso, localizado a 4 kilómetros de la Plaza Bolívar de Upata, fue bautizado con este nombre con sabor a pueblo y ruralidad. Igualmente a esta palma se le conseguía en terrenos húmedos o bajíos de los bosques de Sabaneta, Montaña de Lino, Retumbo, El Pao, La Grulla, Monteralo, y algunas zonas de El Buey, donde áun hoy se pueden observar ejemplares aislados. 



A la derecha imágenes de la palma carata del blog Palmas Cultivadas de Venezuela 

LA CARATA VISTA POR LOS EXPERTOS 
Según Lisandro Alvarado la carata es la Sabal Trithrinax mauritiaeformis. Esta palma se distribuye principalmente en las selvas de Guayana, Zulia, Yaracuy además del Llano Bajo. Alfredo Jahn en su Monografía Botánica Las Palmas en la Flora Venezolana nos dice que esta planta "crece en las selvas de tierra caliente, en toda la región de nuestra Guayana, en el Yaracuy y en el Zulia, en el Orinoco se conoce por el nombre de Carata, voz indígena que, según Ernst, se deriva del guaraní Cará (encorvado, circular, redondo) aludiendo a la forma circular de la hoja, el viajero Appun la observó en Puerto Cabello y el Yaracuy, donde la llaman «Palma redonda, la Trithrinax mauriticeformis de Karsten (Naturleben p. I05) y la Sabal glaucescens de Lodd. corresponden probablemente a esta misma especie". 
EL TECHO DE CARATA 
Sus enormes hojas, casi redondas, adecuadamente instaladas una vez secas,  se aprovechan para el techado de casas en las zonas rurales, eran ideales para protegerse de las inclemencias del tiempo. Lamentablemente por sus características como preservantes de la humedad, polvo, material orgánico,  permitían la multiplicación de insectos y animales dañinos, entre otros el peligroso chipo, ello provocó que de manera progresiva se abandonara como techo de las viviendas familiares, que después de la segunda mitad del siglo XX fueron sustituidos por láminas de cinc o tejas. 
Quedan sin embargo como elemento fundamental para la construcción de los techos de las churuatas, bohíos o caneyes, que siguen siendo ampliamente utilizados en centros sociales, clubes y restaurantes típicos, sobre todo en las zonas rurales de Upata.
La Carata tiene un tronco que en promedio mide 35 centímetros de diámetros, se estructura en anillos, desnudo de hojas, y se eleva hasta los 25 metros. 
La poca carata que se comercializa en Upata se hace mediante contrato directo con proveedores que compran este material vegetal a productores rurales y extractores expertos que la obtienen en los bosques de  San Francisco, La Paragua, el bajo Imataca, río Aro y algunos sectores del Caura, en muchas ocasiones se trata de especies semejantes de palma, que cumplen igual función constructiva.

2 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Dios te bendiga Juan.
Es una alegría descubrir un blog venezolano y de paso tan ilustrativo. De una vez te digo ¿me permites preparar una entrada dedicada a Upata y a tu blog.
Te saluda un coriano que vive en Caracas

Alí Reyes dijo...

Juan, estoy preparando una entrada acerca de tu blog para la semana entrante Dios mediante